Corazón De Hielo cap.FINAL




Alexandra no podía creerse lo que había visto en las noticias. Ese hombre,ese extraño resultaba ser uno de los hombres mas ricos del país. Esa noche repitió y repitió el programa una y otra vez. Su cara,esa cara demostraba que no era feliz. Eran la una de la madrugada cuando Alex estaba a punto de irse a la cama y escuchó que alguien estaba fuera de su casa. Al abrir la puerta,allí estaba él,pero esta vez,no estaba herido,si no borracho. Alexandra no se podía creer que lo tuviese delante otra vez...




-Tú... Mujer del demonio... ¿Qué me has hecho? -La mira con los ojos vidriosos.



-¿Yo? ¡Qué has hecho tú! -Dice dejándole pasar. -¿Qué haces aquí? -Le quita la botella.- ¿Porqué has bebido? ¿Eh? -Lo regaña. - ¿Y a qué has vuelto?



-Tú... No sales de mi cabeza. -Dice poniéndola contra la pared.- ¿Porqué?



-Yo...Yo... -Se queda sin respiración cuando sin previo aviso Hiro la besa.



-Eres una bruja,esto es culpa tuya... No puedo dormir,solo pienso en ti... Cásate conmigo. -Dice sin soltarla.



-¿Te has vuelto loco? ¡Mañana ni te acordarás de eso!-Dice apartándolo.- No seas tonto.



-Alex...-La mira.- Te quiero.



Sus palabras eran dulces,como jamás había escuchado Alex hablar a alguien. Ese frío corazón se había ablandado con los cuidados de una dulce chica que lo había cuidado sin importarle quien era. Hiro la miraba con la esperanza de que Alex dijese algo,pero ella tan solo se acercó y lo miró. No supieron cuanto tiempo se quedaron así,pero para ellos solo con mirarse era suficiente. El destino era incierto,pero una mirada había bastado para abrir sus corazones.



1 año mas tarde...



-¡HIRO! ¡Ya viene! -Dice nerviosa.



-¿Qué? ¿Ya? -Se aterra. ¡Voy a por el coche! ¡No te muevas! ¡Pon los pies en alto! ¡No! ¡Ponte en cuclillas! ¡NO! ¡Espera!



-¡HIRO! ¡VETE A POR EL COCHE! -Dice histérica.



-¡Si,si! -Sale corriendo.



Ese día,un año mas tarde de su reencuentro,nació una pequeña llamada Alice. Era preciosa,juguetona y a Hiro se le caía la baba con su hija y su ya mujer. Habían pasado un año difícil,la prensa se les había echado encima,pero Hiro había echado cualquier mal que pudiese molestar a su mujer. Las familias estaban encantadas y Alexandra seguía trabajando en su pequeña clínica. Los tres vivían felices. Por fin Hiro había aprendido que no todo es dinero y trabajo. Ahora tenía una familia,dos personas que le daban su amor incondicional sin importar nada mas...







FIN

Comentarios

  1. Me ha matado lo de "tú, mujer del demonio". Ha sido brutal. ¡Que bonito final! Imaginarme a Hiro, borracho ha sido genial.
    ¡Me encantó~!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Come Back!

El Castillo Oscuro: 3. Sospechas