El Castillo Oscuro: 4. Cambios

¡Me ha costado,pero aquí estoy! Ultimamente estoy tan empanada con mi blog y los retos,que me estaba costando bastante pensar en esta historia. ¡Pero hay que ponerse serias y aquí he llegado! Hoy me toca,jojojo...

¡Espero que os guste la continuación! Recordad que el próximo le tocará a Kath.

¿Qué pasará? ¡Sigue leyendo!






4. Cambios:


Kaysa estaba asustada. Le dolía muchísimo la boca. Ya no le salía sangre,pero le dolían los dientes,la boca en general. No entendía que había pasado. La cabeza empezaba a darle vueltas y parecía que le estaba subiendo la fiebre.

-¡MICHAEL! -Gritó a todo pulmón,pero no obtuvo respuesta.

Estaba muy asustada,no sabía que hacer. ¿La había envenenado con su sangre? Kaysa apenas sabía nada del mundo sobrenatural,pero pronto se dio cuenta de que su cuerpo estaba cambiando. Había pasado dos días en su habitación,sin comer ni beber. Tras el mordisco el castillo se había quedado vacío. Había bajado a la cocina esperando que el servicio hubiese vuelto,pero nada. Llamaba a Michael,pero tampoco estaba por el castillo. Durmió y durmió,pero los colmillos habían empezado a crecerle,tenía mucha sed,bebía mucha agua,pero no la calmaba. Necesitaba respuestas y nadie se las daba. Quiso salir del castillo,pero en cuanto el sol rozaba su piel con un simple rayo,sentía que se abrasaba por dentro. Tenía mucho miedo. ¿De verdad se había convertido en un vampiro? ¿Un ser de la noche? ¿Cómo? ¿Con un simple mordisco en la lengua?

No creía en esas cosas,pero ahora ya no le quedaba más remedio. Su cuerpo había cambiado. Su pelo ahora brillaba sin necesidad de cepillarlo varias veces al día. Sus ojos parecían más grandes y debido a la sed,tenían un aspecto magenta. Sus pechos eran más grandes,su trasero había cogido forma y sus curvas se habían marcado. Aunque su piel antes blanquecina,ahora brillaba. No tenía ni un simple granito,era tersa,blanca,perfecta. No podía negar que incluso ella se veía guapa delante del espejo.

Una semana más tarde,seguía sola. Su sed aumentaba por momentos. Comía lo que podía,pero nada la saciaba. Estaba deseando que Michael volviese. Porque en el fondo,ella sabía que iba a volver. Aunque no sabía cuando...

De pronto,la puerta de su habitación se abrió. Y en el umbral apareció Michael,sonriendo y con unos colmillos brillantes.

-¿Se puede saber donde estabas? -Kaysa tenía ganas de arrancarle la cabeza,pero se contuvo. A fin de cuentas,Michael era más viejo y sabía usar mejor sus habilidades.

-¿Cómo estás,princesa? ¿Me has echado de menos? -Su sonrisa burlona,la sacaba de quicio.

-¡Pues bien! -Dijo toda indignada.- ¿A ti qué te parece? ¡TENGO HAMBRE! -Comenzó a lanzarle cosas a una velocidad impactante,aunque no sabía que no iba a dolerle nada.- ¡Me has dejado sola una semana entera!

-Quieta,gatita. -Le rodeó la cintura con un brazo,mientras con la otra le acariciaba despacio la mejilla.- Puedes alimentarte de mi. -Sus ojos desprendían amor,pero Kaysa no se daba cuenta,estaba demasiado hambrienta y él demasiado deseoso de que ella por fin se uniese a él como su mujer.

Ella no lo sabía,pero morderle implicaba unirse para siempre. No encontrarían alimento en otro. Era entre ellos o... Morir de hambre. Michael se había estado conteniendo muchísimo,tenía ganas de morderla,de alimentarse. Cuando no tenían pareja,se alimentaban de humanos,pero al encontrarla,entraban en una especie de lazo emocional y erótico del cual ya no podían salir... Ahora ella iba a darse cuenta de ello y no podría rechazarlo. A no ser que se negase a comer. Pero Michael tenía muchos planes de conquista. Esa mujer era suya,en todos los sentidos y las ganas de llevarla a la cama,aumentaban.

Cuando notó los colmillos de Kaysa,casi se muere de placer. Era el éxtasis que tantos años había estado esperando. Y ahora estaba ahí,Kaysa se estaba alimentando y sus ronroneos de gata,lo hacían ponerse enfermo. No pudo aguantar. Clavó sus colmillos en la clavícula de Kaysa y se dejó llevar por el placer desvergonzado que sintió en ese momento... Ese solo era el principio. La primera vez de ambos,pero no la última.

Comentarios

  1. ¡Oh! Me has convertido a Kysa en vampiro, vaya sorpresa. Me ha gustado mucho :D Veamos que me sale a mi en el próximo.
    TQ

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    me ha gustado mucho la entrada jeje,
    Un abrazo ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) Espero que sigas la continuación.


      ¡un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Come Back!

Perche ti amo