Aguantar no es una opción en el amor : Cap.3

¡Aquí viene el tercer capítulo!
¿Lo esperabais? ¡Pues aquí,aquí!
¡Solo tenéis que leerlo y disfrutar!
Si queréis compartirlo,no os olvidéis de dar créditos y avisar. ¡Espero que os guste!
 El próximo capítulo lo hará,Kath,
¿qué pasará? ¡Ya estoy deseando leerlo!








Al llegar a París,Indhira no podía creerse que ese hombre estuviese ahí con ella. Olivier era demasiado guapo para ser real. Las mujeres la miraban con envidia y los hombres probablemente,pensaban en como ser como él,como hacer que cualquier mujer solo con mirarles,soltase un suspiro.

-¿Te encuentras bien? - La miró preocupado. -No has dicho nada en todo el viaje. ¿Te ha comido la lengua el gato?

-¿Eh? No,me estaba fijando en la reacción de la gente cuando te ven... Las mujeres te desean y los hombres quieren ser como tú. - Dijo sin pensarlo mucho.

-¿En serio? -Su sonrisa torcida,daba que pensar. Parecía bueno,pero a la vez,tenía ese aspecto de seductor malvado. - Yo no me doy cuenta. -Sacó un cigarrillo de su bolsillo y lo encendió al salir del aeropuerto. - ¿Dónde vamos?

-Emmm... Pues se supone que el hotel está cerca de la torre Eiffel. -Le quita el cigarro y se lo fuma ella. - Lo siento,lo necesitaba.

-No importa. Cojamos un taxi. Necesitas relajarte.

Al llegar al hotel,Indhira supo que esa noche iba a ser terriblemente incómoda. ¿Cómo iba a dormir con aquel hombre? Era demasiado. Solo con mirarle le entraban ganas de saltarle encima. A pesar de que tenía el dolor por lo que había pasado en su boda y seguía casada con el otro. Esperaba que su abogado volase al juzgado para anular ese falso matrimonio y poder olvidarse para siempre. Ahora tan solo quería disfrutar. Olvidar esa horrible noche y pensar en que estaba con el hombre más guapo que había visto en su vida.

Subieron a la suite nupcial. Olivier la miraba divertido,aunque sabía que ella sería incapaz de dejarle dormir en el sofá,no sabía porqué,pero lo sabía. Sentía algo por esa mujer,era ella... ¿Porqué estaba así por ella? Había elegido ir con ella a un viaje en París,lo que iba a ser su luna de miel. Pero ahora,ambos estaban juntos ahí. Y Olivier pensaba jugar sus cartas tal y como hacía en sus sueños,esa mujer debía acabar siendo suya,pasase lo que pasase. Jamás había tenido una obsesión igual. Nunca había soñado con una mujer,hasta que empezó todo y vio su cara,y ahí estaba ella,frente a él,esperando que le dijese algo,pero él tan solo pensaba en poseerla de mil formas. En hacerla suya tal y como llevaba esperando meses,antes de conocerla...

Indhira le miraba extrañada,pero no sabía porqué,pero no tenía nada de miedo. Ese hombre la había escuchado la noche anterior,la había dejado llorar en su hombro,le había acariciado la espalda. Para ella eso era un hombre y no el proyecto de persona que era el hombre con el que se había casado y esperaba que al volver ya estuviese todo cancelado. Porque ahora,Olivier era su acompañante y sabía que no iba a ser un viaje que olvidase fácilmente. Iba a ser el viaje de su vida,con... ¿El hombre de su vida?

Comentarios

  1. Oh, esto pinta interesante... me lo estás poniendo chungo ¿eh? Mola mola :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que toca. SI no te lo pongo chungo,¿qué tendría de divertido?

      Love U

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Come Back!

El Castillo Oscuro: 3. Sospechas