Tercer Secreto:

Tercer Secreto:

El hombre que esta sentado en la barra mira su vaso de cerveza con tristeza. Los propietarios no saben si acercarse y preguntarle la razón de su tristeza. Ambos se miran y deciden que es mejor esperar.

Un suave jadeo les llama la atención. El mismo joven, de cabellos oscuros y rostro pálido ha comenzado a llorar. En ese momento saben que ya es hora de actuar. Uno de ellos se acerca, le ofrece una servilleta y espera pacientemente que el hombre comience a hablar.

Cuando la puerta se cerró tras el joven, el propietario se arrepintió al momento de haberse enterado de lo que ese muchacho quería hacer. Una vez más se planteó si sería necesario moverse y actuar, o simplemente dejar que la historia siguiera su curso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Come Back!

El Castillo Oscuro: 3. Sospechas