Las dos caras de Christian

Protagonistas: Christian Grey y Anastasia Steele (50 Sombras de Grey)
UA: Universo Alternativo 
Estado: Proceso.

ADVERTENCIA: Este relato puede contener escenas sexuales explícitas. (+18)

Prólogo: Sabía que Christian era el hombre de mi vida,aunque él aún sentía esas dudas que le hacían desconfiar de lo que yo sentía por él. ¿Porqué le costaba tanto aceptarlo?



-Ana,te he dicho que no. -Me dice en su tono frío y seco que da rechazo absoluto. 
-Es solo una cicatriz,Christian... -Digo mirando la cicatriz que le cruza la cara. 
-No quiero que la toques. Doy asco,soy un monstruo. No deberías estar aquí. -Dice alejándose de mi. -No quiero que me veas,no quiero que me toques. Vete. No puedes querer a alguien así. 
-¿Quién dice que no puedo quererte? ¡Solo piensas en ti! -Digo furiosa. Estoy realmente enfadada. Christian no se da cuenta del daño que me hace cuando me rechaza de esa manera,aunque sé que me quiere. 


Dos meses antes,Christian había tenido un grave accidente con el Charlie Tango,su helicóptero,y había quedado gravemente herido. Casi pierde la vida,aunque lo que mas le dolió,fue quedar con una enorme cicatriz en la mejilla. Eso le causaba rechazo,se quedaba refugiado en casa y no quería salir. había intentado dejarme,pero obviamente mi terquedad había superado el bache. Aunque el rechazo que me daba constantemente,estaba empezando a cansarme... 


-Ana,no deberías estar con un lisiado. Te mereces algo mas. ¿Cómo voy a casarme contigo con esta cara? No te merezco. Recoge tus cosas y lárgate. Déjame solo. 
-Christian,si sigues diciendo esas tonterías juro que te rompo el jarrón en la cabeza. -Digo impacientándome.- Estás sacando las cosas de quicio. Por favor... -Me acerco a él e intento abrazarle,pero es inútil. Retrocede varios pasos. 
-Ana,déjame solo. -Su voz suena tajante y sé que debo alejarme. Debo salir del despacho. 


Salgo del despacho totalmente destrozada. Aun no me puedo creer que después de todo lo que hemos pasado y de demostrarle que le quiero mas que a nadie,me siga rechazando. Aunque sé que no puedo dejarle solo. La última vez que lo hice,entró en una depresión tremenda que le hizo incluso dejar de comer. Yo no quería dejarle,pero si darle un escarmiento. Necesité unos días para darme cuenta de que no podía estar lejos de él sin hacerme daño a mi misma también. Esos días que pasé sin él,fueron como estar en un túnel oscuro sin ninguna luz al final. Él vino a buscarme,demacrado,mas delgado y con muy mala pinta. No era mi Christian,era una sombra de lo que era. ¿Cómo pretendía que me marchase? ¿Es que quería que los dos lo pasásemos mal? A veces me daban ganas de ir al cuarto de juegos,coger un látigo y castigarle yo. Desde que salió del hospital,parecía que ya no le atraía. Rechazo,rechazo y mas rechazo. Aun con esa cicatriz en la cara,era el mismo Christian al que yo amaba,pero él no parecía darse cuenta. 

Poco a poco estaba mas distante a pesar de que el deseo no se iba de su mirada. Los dos nos necesitamos y aunque él lo sabe,cree que estar alejada de él,es lo correcto. 

-Christian,te traigo algo de comer... -Entro con una bandeja de macarrones con queso. 
-No tengo hambre,vete Anastasia. -No me mira.
-O dejas ese comportamiento de idiota o juro que llamo a Flinn...-Lo amenazo,aunque sé que el doctor Flinn no hará nada. Sabe que Christian no está bien. Tuvimos una conversación ayer. 
-No me comporto como un idiota. Te he repetido infinitas veces que te vayas. No quiero que estés conmigo. 
-Sabía que tenías el autoestima baja,pero... ¿Porqué te empeñas en hundirte mas a ti mismo? Eres un verdadero idiota. -Mi mirada hacía él,ahora es helada. No me puedo creer que el hombre mas imponente que he conocido en mi vida,sea tan inseguro tras haber superado sus 50 sombras. -Es un simple corte en la cara. Nadie se va a fijar. -Le digo firme.- Además,tienes muchas mas en el cuerpo y esas si me dejas tocarlas... -Insisto.
-No es lo mismo. ¿Cómo vas a casarte con un monstruo? ¿Con alguien a quien todo el mundo le aparta la mirada para no ver lo que tiene en la cara? -Se levanta furioso. Cuando se pone así me da miedo,pero a la vez mi diosa interior quiere enfurecerlo mas para que se excite y me lleve al cuarto de juegos.
-Pues estando contigo y punto. Deje de discutir señor Grey o me veré obligada a azotarle. -Lo miro intentando provocarle.
-¿Azotarme?-Su mirada se vuelve oscura,el deseo se apodera de él,puedo sentirlo.-¿Te atreves a amenazarme,Ana?
-Ya que tú no pareces dispuesto a jugar,puedo jugar yo. -Lo sigo mirando,excitándole,provocando al amo que lleva dentro. Quiero que saque su rabia,aunque sea... Conmigo. Necesito a mi Christian. 

Sus ojos se han vuelto oscuros de deseo,su mirada me azota en la cara,sé que quiere azotarme,quiere hacerme daño. A su manera,pero quiere escuchar el látigo sobre mi piel. Noto la presión en su pantalón,estoy húmeda,necesito que me toque... Necesito que me vuelva loca con sus manos,que me lleve al cuarto de juegos. Quiero y necesito jugar. Se acerca peligrosamente a mi,siento que el fuego se apodera de mi,me arde el cuerpo,sus manos me acarician peligrosamente la cara y su boca presiona fuertemente la mía. 

-Christian... -No puedo mas,suelto un gemido y mi cuerpo comienza a temblar. Lo necesito dentro,necesito sentir su miembro dentro de mi,que me posea... 
-Calma,señorita Steele... -Introduce sus dedos bajo mi falda.-Estás preparada,húmeda,como siempre... ¿Cómo puedo gustarte así? -Sus dedos se mueven provocándome un orgasmo y otro,siento que me muero en sus brazos. 
-Porque te quiero.-Digo inmediatamente y me aferro a él,llevaba tanto sin tocarle...- Te quiero,Christian. 
-¿Quieres jugar? -Sus ojos encendidos por la rabia y la excitación me provocan una extraña sensación,quiere hacerme daño...
-Quiero jugar... -Acto seguido saca sus dedos de mi y me lleva hacia el cuarto de juegos. El sitio al que tanto deseaba volver...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Come Back!

Buscando al hombre perfecto: Capítulo 2

Perche ti amo