Encuentros: Capítulo 1

Protagonistas: Alexandra y Damon
Estado: En proceso
Historia original: by Mia


                                              ENCUENTROS



Dos años antes,Alexandra se había mudado a Nueva York. Tenía un sueño: Ser diseñadora. Sabía que allí iba a tener mas oportunidades. Había ido con poco dinero y poco a poco había conseguido ganarse respeto y fama. Sus diseños eran nombrados por todas partes y comenzó a ganar dinero. Cada vez la invitaban a mas fiestas y había conseguido una vida social amplia.

En una de esas fiestas,Alex hablaba animadamente con su ayudante Louie,cuando un hombre imponente entró en la sala. Pelo negro indomado,ojos azules,sonrisa curvada...



  • ¿Quién es ese? -Le pregunta a Louie.
  • Es un nuevo rico. Se llama Damon Smith. Es una fiera en la bolsa. Ha conseguido un dineral,le tienen mucho respeto. Tiene treinta y dos años,soltero y nunca casado. -Sonríe satisfecho.
  • Veo que te lo has estudiado,¿eh? -Mira al hombre que ha hecho que todas las chicas se girasen para mirarlo. -Seguro que es un playboy. ¿Me equivoco? -Mira a Louie que está embobado mirándolo.-¡Oh,vamos! No me digas que tú también te has quedado embobado. -Dice apartando la mirada de Damon al encontrarse con la suya. 
  • ¿Le has visto bien? -Saca su abanico y hace ademán exagerado de falta de aire.- Yo quiero un hombre así... 
  • Deja de babear que se está acercando... -Dice quitándole el abanico a Louie. - No exageres,es guapo,pero...-Se gira para coger una copa.-Tampoco es para tanto. Aunque no está nada mal. 

Damon se acercó donde estaba Alexandra. Iba con un traje negro y estaba serio,rodeado de mujeres. Parecía aburrido. Louie se fue con un amigo suyo y ya sabía que no iba a volver. Alexandra estaba a punto de irse cuando...

  • ¡Ah,ya estás aquí! -Dice Alex apartando a las chicas. -Llevo un buen rato buscándote. -Sonríe.- Disimula.-Dice susurrándole al oído. 
  • ¡Oh! ¡Perdón! Me he liado a hablar con estas señoritas.-Dice ofreciéndole el brazo.- Gracias.-Le susurra al oído.-¿Nos vamos? Un placer,señoritas. -Dice llevándose a Alex a la terraza.-De verdad,gracias. Ya no sabía como escaparme de esas víboras.
  • Me he dado cuenta. -Se ríe.- Suerte que te he sacado de allí. Soy Alexandra Riley. Encantada. -Le tiende la mano.
  • Un placer,Alexandra. -Le agarra la mano y se la besa.-Damon Smith.-Sonríe.- Pensaba que me iban a comer... Me miraban como un grupo de hienas hambrientas. Pensaban que me iban a secuestrar y violarme. 
  • Suele pasar... -Murmura.-Parece que ven un tipo guapo y se les caen las bragas. 
  • ¿Y a ti eso no te pasa? -Se ríe divertido.
  • Gracias a dios,no. No tengo la necesidad de ir a por un hombre. El que quiere venir,viene. -Le da un pequeño sorbo a su whisky.
  • Una mujer independiente,me gusta. -Sonríe complacido.- Tu apellido me suena... ¿No eres diseñadora? 
  • Exacto y el traje que llevas es mio. -Dice con una sonrisa.
  • ¿Si? Es que la ropa me la compra mi ayudante,no suelo mirar marcas. -Se quita la chaqueta y mira la etiqueta.- Así que tu colección se llama Alex.R. Collection. Me gusta,es cómodo. -Dice poniéndose de nuevo la chaqueta. 
  • Gracias,me halagas. -Sonríe.- Espero que sigas llevando mis trajes,me haces buena publicidad. -Sonríe. 
  • ¿El vestido que llevas también es diseño tuyo? -Dice mirando el tremendo escote y mirando la parte de atrás totalmente descubierta hasta el punto exacto.
  • Si,es mio. Si no llevo yo mis propios diseños,¿qué imagen estaría dando? -Se ríe. 
  • Cierto,un buen diseñador lo hace. Ha sido un placer conocerte,Alex. Y gracias por salvarme. Espero que nos veamos en alguna otra fiesta... -Se acerca y le besa la mejilla. 
  • Lo mismo digo. Ha sido un placer y no me des las gracias. A mi también me hubiese gustado que me salvasen en una situación así. -Dice despidiéndose y entrando a la sala de la fiesta. 

Una hora después,tras varias sonrisas y copas,una tormenta amenazó con arruinar el resto de la velada con un apagón. Alexandra decidió que era hora de marcharse antes de que cayese una buena tromba de agua,ya que no había traído el coche y costaría encontrar un taxi. Se despidió de la gente y salió a la entrada cuando de pronto empezó a caer una terrible tromba de agua sobre ella. Estaba esperando a que pasase un taxi y le daba igual mojarse. Un coche negro,paró delante de ella...


  • ¿Te llevo? -Dice Damon mirando a Alex que está completamente calada-
  • Estoy esperando un taxi,pero gracias por tu oferta. -Sonríe.
  • Anda sube.-Dice abriendo la puerta del coche.-Estás empapada y me has salvado antes. No voy a dejar que te constipes y hace un frío tremendo.
  • Gracias... -Se sube al coche.
  • ¿Porqué no has venido en tu coche? -Pregunta con interés.
  • Porqué había venido con mi ayudante,pero a encontrado una pareja y bueno... Le he dicho que se marchase y estaba esperando un taxi. -Sonríe.- ¡Achís! -Estornuda.-Perdón... Estoy calada hasta los huesos... 
  • Te he dicho que te ibas a constipar.-Dice encendiendo la calefacción del coche.-¿Dónde te llevo? 
  • A la quinta avenida,por favor. -Dice calentándose las manos.- Gracias por llevarme,Nueva York es un infierno para coger taxis... -Suspira.
  • Un placer. No podía dejar que te congelases ahí fuera...-Sonríe mientras conduce. 

Al llegar a la puerta de su casa,Alex le dio las gracias y bajo del coche. Un minuto después,cuando ya había entrado en casa,miró por la ventana de su casa y Damon estaba con expresión malhumorada. Alex salió con una paraguas sin haberse cambiado y se acercó al coche... 


  • ¿Tu coche a decidido dejarte tirado?-Dice tras tocar al cristal.
  • Lo compré hace menos de dos meses y ya me deja tirado.-Murmura enfadado.-Voy a tener que llamar a la grúa y con la que está cayendo tardarán una eternidad.
  • ¿Quieres pasar a tomar un chocolate mientras llegan? Probablemente tarden mas de una hora. y al menos tienes el coche aparcado. Llámales desde casa. Anda ven. -Sonríe. 
  • Gracias... -Dice saliendo del coche y corriendo a donde está ella con el paraguas.-Ya van dos veces que me salvas esta noche. -Camina a su lado hasta entrar en la casa. -Vaya... Una casa preciosa. -Sonríe.-Voy a llamar a la grúa.
  • Claro,ahí tienes el teléfono.Yo voy a quitarme el vestido que me estoy helando. -Señala justo delante de él. Dos minutos después, Damon entra a la sala malhumorado enfadado con la compañía de grúas. -No podrán venir hasta mañana... -Se pasa la mano por el pelo. -Menos mal que mañana no trabajo y podré venir. Siento molestarte,llamaré a un taxi enseguida. -Murmura.
  • Tengo una habitación de invitados,no te conozco... Pero dudo que seas un violador. -Se ríe.-Tranquilo,puedes quedarte y mañana llamar de nuevo para que lo vengan a buscar. 
  • ¿De verdad? ¿Tan buena impresión te he dado? -Dice intentando quitarse el malhumor de encima.
  • No pareces peligroso y si me hicieses algo,mi ayudante lo sabría. Si desaparezco mas de dos días se pone histérico y aparece por aquí a dar la lata. -Sonríe. - Tengo un pijama para ti. Así al menos dormirás cómodo... 
  • Eres muy hospitalaria. No eres como las típicas mujeres de aquí. Todas son como barbies sincronizadas. -La mira con una vieja camisa que solo le tapa hasta la mitad del muslo y unas botas de pelo de estar por casa. 
  • Bueno... No soy de aquí. En realidad,soy española. Supongo que aquí la gente es un poco mas frívola con el trabajo. ¿Me acompañas? Te enseñaré tu habitación y así podrás cambiarte. 
  • ¿Española? Bonito lugar... ¿De dónde? -Dice mientras la sigue.
  • Mallorca. La isla de la calma... -Sonríe con añoranza.
  • ¿Lo echas de menos,verdad? -Dice mientras entra a una cómoda habitación. 
  • Mucho,pero voy a ir en unas semanas para descansar. -Sonríe. Te espero en el salón,pondré la chimenea y nos tomaremos un chocolate antes de ir a dormir. ¿Te apetece? 
  • Claro y... Gracias de nuevo. Eres muy amable. -Sonríe quitándose la chaqueta. 

Cuando Damon bajó al salón,Alex estaba sentada en el sofá observando el fuego de la chimena y con una taza de chocolate caliente. Damon sintió una punzada extraña en su pecho. Esa chica era distinta,real...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Come Back!

El Castillo Oscuro: 5. Emigración (Final)

Buscando al hombre perfecto: Capítulo 2